Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Intervención en el II Foro de las RUP en Bruselas

He dedicado varios artículos en este blog al importante período de negociaciones que en estos momentos marca el futuro de las regiones ultraperiféricas (RUP). Un asunto que debe suscitar todo el interés en la Unión Europea y, siendo mucho lo que está en juego, sin duda en Canarias.

No es un episodio más, ni mucho menos. Está en juego una negociación que definirá nuestro encaje, nuestro peso y nuestras capacidades en el marco europeo en el periodo que va de 2014 a 2020. Con este punto de partida, cabe recalcar que necesitamos todo tipo de apoyos para lograr que las condiciones de ese nuevo marco se traduzcan en un plan de choque para la reactivación económica y la creación de empleo. Es mucho lo que Canarias está jugándose en Bruselas.

Como un paso más en ese proceso, mañana estaré en París apenas unas horas con el objetivo de mantener una reunión con Victorin Lurel, ministro de Ultramar y ex presidente de la Colectividad Territorial de Guadalupe. Intercambiar criterios e intentar fijar una posición conjunta en esta negociación requiere, entre otras cosas, impulsar esas metas con alguien que conoce perfectamente nuestra realidad.

Conozco a Lurel desde hace tiempo, por su condición de máximo responsable de Guadalupe durante años, y puedo confirmar su dilatada trayectoria como especialista en la ultraperiferia, sus condicionantes y sus ventajas, por lo que desde su nueva posición se convierte en un socio privilegiado para nuestros intereses ante la UE.

Durante los últimos años se han planteado peticiones y propuestas, intensificando los contactos para reforzar la posición de las regiones ultraperiféricas en una coyuntura especialmente difícil, no exenta de incertidumbres en el ámbito europeo. Durante el próximo semestre, y el año 2013, se negociarán y adoptarán las propuestas legislativas en el Parlamento Europeo y el Consejo, para su entrada en vigor en el año 2014.

Las propuestas legislativas lanzadas hasta el momento recogen algunas de las peticiones expresadas por las RUP mediante el establecimiento de excepciones a favor de estas regiones; sin embargo, en nuestra opinión no se ha dado respuesta a todos los planteamientos.

Para Canarias, la Comunicación sobre la ultraperiferia de 2012 ha sido decepcionante en sus compromisos con las RUP, no avanzando todo lo esperado respecto a las propuestas anteriores.

En este momento, la implicación de los Estados con RUP en el impulso de los intereses de la ultraperiferia es trascendental, ya que nos encontramos en una fase en la que los Estados, en el seno del Consejo, cobran todo el protagonismo.

Por tanto, la fijación de una posición conjunta para la defensa de las singularidades de las RUP en la negociación del nuevo marco presupuestario europeo -entre los gobiernos de España, Francia y Portugal- es absolutamente necesaria para el éxito de las negociaciones en el seno del Consejo.

Y en ese sentido, la actual posición y peso político de Francia en la UE se revelan como factores fundamentales a la hora de reforzar las estrategias diseñadas por el Gobierno de Canarias en el marco de las negociaciones europeas. Y ahí Lurel juega un papel vital que, estoy convencido, desempeñará con el rigor, la seriedad y el conocimiento de nuestras singularidades que le caracterizan.

En esa misma dirección, aprovecharé esas horas en París para mantener un encuentro con Carlos Bastarreche, embajador de España y profundo conocedor de la realidad ultraperiférica, a la que es enormemente sensible.

Todos los apoyos son pocos. España y Francia deben implicarse al máximo, y espero que Portugal lo haga en idéntica medida.

Estoy convencido de que la reunión de mañana supondrá un paso importante en esa estrategia que nos hemos marcado, acercándonos a esa posición común tan necesaria para que los canarios y el resto de ciudadanos de las RUP tengamos en la UE la posición que realmente nos merecemos.