¿Qué harán los herreños?

Etiquetas

, , , , , , ,

Toda la tensión y atención de los partidos políticos están ya concentradas en las elecciones locales y autonómicas del próximo 26 de mayo; y, con la incertidumbre latente respecto a si Pedro Sánchez logrará o no que los independentistas catalanes le permitan aprobar los Presupuestos General del Estado, a los que el Consejo de Ministros dio luz verde el pasado vierne, son más las preguntas que las respuestas sobre cómo acabará políticamente el año. Todos los responsables orgánicos de los partidos, junto a alcaldes, presidentes de cabildos, diputaciones y consejos insulares, presidentes de comunidades autónomas y resto de cargos públicos, hacen cuentas intentando acercarse a las posibilidades de seguir gobernando, articular nuevas mayorías o, en otro caso, de verse o continuar en la oposición. El escenario está abierto, posiblemente pocas veces como ahora a pocos meses de que abran los colegios electorales se ha dado un contexto político tan incierto y, por lo tanto, abierto a sorpresas.

El resultado de las elecciones andaluzas ha dejado descolocado a todo el mundo, especialmente a los perjudicados por el `caso andaluz´. En ese orden de cosas, el acuerdo formalizado entre el PP con Ciudadanos, y el de aquellos con Vox para desalojar al PSOE de la Junta, multiplica las dudas sobre el comportamiento o las ondas expansivas que dicho pacto pueda generar en otros territorios. Dudas y temores que con lo ocurrido en esa comunidad autónoma han ido a más, animando al resto de formaciones a intentar adividinar en qué medida puede tener reflejo en sus circunscripciones la entrada en escena de un actor que acapara la atención y monopoliza el debate: Vox. Inevitablemente, las consecuencias del `factor Vox´ se ha colado en las cuentas que cada cual hace en el ámbito local y autonómico.

En las elecciones locales y autonómicas del 2015 pasó algo parecido con la irrupción en la política local de Ciudadanos y, especialmente, de Podemos. Inicialmente se subestimaron las opciones de estas dos emergentes fuerzas políticas porque no tenían referentes -candidatos conocidos- para ayuntamientos, comunidades autónomas y resto de entidades locales. Sin embargo, los resultados echaron por tierra todos los pronósticos, confirmándose que las fuerzas emergentes no necesitan candidatos especialmente conocidos o valorados para entrar, a veces con fuerza, en las instituciones. En buena medida, estas semanas se escucha algo parecido a entonces.  Los actores políticos procuran tranquilizarse intentando circunscribir el fenómeno o caso Vox a Andalucía. Sin embargo, todo apunta a que la formacion liderada por Abascal puede provocar que la suma de los partidos que se mueven a la derecha del centro cambie muchos gobiernos el 26 de mayo, una hipótesis que, caso de confirmarse, complicaría los resultados más allá de lo políticamente soportable a Pedro Sánchez cuando éste se decida, después de no pocos titubeos, a convocar elecciones generales.

Canarias no es ajena a los cambios sociológicos que se están produciendo vertiginosamente en la política española. La presencia de Podemos y de Ciudadanos ya es una realidad en la política de las Islas. Los datos conocidos apuntan un afianzamiento de estos dos partidos en el escenario isleño, así como a la presencia de los de Rivera en el futuro Parlamento. Está por ver con qué fuerza llegará Vox al Archipiélago y en qué electorado apoyará su creciente implantación; ahora bien, en el PNC,caso de Canarias la posibilidad de que pueda conformar una mayoría suficiente con PP y Ciudadanos, como la que acaba de consolidarse en Andalucía, es un calculo descabellado.

La realidad política canaria es muy diferente. A los partidos estatales, PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, se unen fuerzas territoriales netamente canarias como son CC-PNC, NC y la Agrupación Socialista Gomera -en este punto, está por ver si la Agrupación Herreña Independiente concurre en coalición electoral con CC o decide concurrir en solitario-. Así las cosas, el caso de nuestro Archipiélago, estando descartada la posibilidad real de que la fórmula del tripartito andaluz pueda ser importada, hay, sin embargo, otros elementos novedosos que pueden producir cambios en las próximas elecciones de mayo.

La incorporación en el reparto de escaños de la nueva lista regional es uno de ellos. En un resultado que se presume ajustado a la hora de articular una mayoría de gobierno, la adjudicación de los 9 escaños regionales puede inclinar la balanza en una u otra dirección. La decisión que adopte la AHI puede acabar siendo determinante a la hora de liderar la articulación de una mayoría. La tentación que tiene AHI de concurrir sin CC, para jugar un papel determinante con unos o con otros, a la hora de apoyar una mayoría de gobierno, es un factor a tener en cuenta en los días siguientes a la noche electoral La Agrupación Socialista Gomera le ha marcado un camino que ha fortalecido a su líder, Casimiro Curbelo. Que lo herreros sigan o no esa senda puede ser decisivo para el próximo Gobierno de Canarias.