Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Canarias crece

A pocos días de que los Presupuestos entren en el Parlamento de Canarias, cabe recordar el camino recorrido hasta llegar ese momento. La ocasión invita a volver la vista atrás para señalar que los últimos años han sido los más difíciles de nuestra andadura autonómica; años en los que hemos plantado cara a una crisis de la que estamos saliendo antes que el resto de los territorios del Estado.

Años en los que hemos cumplido con nuestra tarea, con nuestra obligación. Somos junto a Navarra la única comunidad que ha cumplido el objetivo de déficit. Así lo ha confirmado el informe del observatorio fiscal y financiero de las comunidades autónomas, de la Fundación de Estudios de la Economía Aplicada. Así lo indica el informe, así le consta al ministro Montoro, y aun así el tratamiento que los Presupuestos Generales del Estado dan a Canarias es injusto e insolidario; lejos de poner en valor nuestro rigor y cumplimiento, vuelven a dar la espalda a las necesidades -justas y fundamentadas- de los canarios.

A pesar del PP, vamos a seguir impulsando la recuperación y la creación de empleo en las Islas. A pesar del PP, que con sus decisiones y sus políticas pone obstáculos a la recuperación de la economía canaria, vamos a continuar avanzando.

Durante los últimos meses se han venido publicando informes especializados -de diversas instituciones públicas y privadas- en los que se han realizado análisis de la coyuntura económica, proyectándose no solo las previsiones de cierre de 2014 sino también las perspectivas de la economía canaria para el próximo año. En todos ellos se concluye que Canarias está teniendo un mejor comportamiento que la media del Estado.

No han terminado las dificultades, aún son muchas las familias que sufren las consecuencias de la crisis, pero esos informes concluyen que, desde hace meses, estamos liderando la recuperación económica y creando empleo. Debemos ser realistas, tener los pies en el suelo, pero hay razones para la esperanza porque en los últimos años los canarios –administraciones y sociedad en general- hemos plantado cara a la crisis y hemos hecho las cosas razonablemente bien, de ahí los resultados que reflejan los análisis a los que aludo.

Son datos positivos que debemos valorar en la medida que consolidan una tendencia de mejora global de nuestra economía, que nos animan a seguir trabajando y aplicando políticas que se han revelado como eficaces. Sin caer en la autocomplacencia, porque aún hay trabajo por delante para acabar con las dificultades de miles de mujeres y hombres de esta tierra, tenemos motivos para el optimismo.

Si repasamos, si quiera someramente, los citados informes comprobaremos que ya en abril de 2014 el servicio de estudios BBVA señalaba que Canarias liderará el crecimiento económico en España al aumentar un 1,5% en 2014 y un 2,1% en 2015, lo que supone un incremento total del 3,6 -los factores que han propiciado esta previsión son, entre otros, el que los mercados financieros se han ido asentando en un tono más positivo, y que ha habido una recuperación escalonada de la actividad y del empleo, además de la buena marcha del turismo extranjero-.

En julio de este mismo año, Hispalink -una red constituida por 18 universidades españolas- determinaba que la economía española crecerá un 1,3% este año y mejorará su crecimiento hasta el 2,2% en 2015 y destacaba el hecho de que Canarias, con un crecimiento del 1,6% será una de las dos regiones que liderarán la mejora de la actividad económica este año.

Ya en septiembre, la patronal tinerfeña CEOE publicaba su informe de coyuntura económica del segundo trimestre de CEOE-Tenerife en el que aseguraba que en los próximos trimestres la economía canaria seguirá creciendo, por lo que se mantiene la previsión de crecimiento económico para este año en un 1,6% y la creación de unos 10.000 empleos adicionales -el informe de la CEOE-Tenerife indicaba que en el segundo trimestre del año 2014 la economía canaria recuperó la tasa de crecimiento positivo tras la recaída del trimestre anterior-.

Según este informe, la demanda externa continúa sosteniendo la actividad económica del Archipiélago, mientras que el consumo y la inversión comienzan a experimentar un cambio de ciclo y ya no lastra tanto la actividad económica. Concluía, en esa dirección, que siempre que no se produzcan nuevas turbulencias exteriores se mantiene la previsión de que la economía canaria crecerá un 1,6% y la española un 1,3% durante 2014.

En cuanto a la evolución del mercado de trabajo, y a pesar de que los datos de pasado jueves no han sido buenos, debemos señalar que la cifra de desempleados que tenemos a día de hoy es la más baja de los últimos tres años (desde diciembre de 2011) y que en los últimos doce meses el paro registrado ha bajado en Canarias en 17.435 personas, un -6,14%, cifra superior a la registrada en España (-5,8%).

También las afiliaciones a la Seguridad Social han experimentado un aumento considerable: 6.600 afiliados más en septiembre y 17.435 más en el último año. En ambos casos, una mejor evolución que la media del Estado, lo que nos permite encarar el futuro más inmediato con mayor optimismo.

Canarias está creciendo y está creando empleo. Y pesar de las dificultades que persisten, especialmente en el ámbito de la financiación pública, el Gobierno de Canarias presenta unos Presupuestos para el próximo año pensados para seguir creciendo y seguir rebajando nuestros índices de desempleo, siempre con la defensa de los servicios públicos esenciales como principal bandera.

Las cuentas para 2015 reflejarán el cambio de tendencia al estimarse que la economía canaria crecerá un 2% el próximo año, aunque persistirán importantes debilidades como consecuencia de siete años de crisis. Esta mejora supondrá una mayor recaudación tributaria, pero no compensará el descenso de 150 millones de ingresos como consecuencia de la reducción del objetivo de estabilidad del 1% del PIB al 0,7% (120 millones) y de la disminución de 30 millones de las cantidades recibidas por el sistema de financiación, decisiones del PP que vuelven a castigar a las comunidades autónomas, especialmente a Canarias.

A los canarios no nos lo están poniendo fácil, pero pese a quien le pese ya estamos creciendo y generando empleo.