Etiquetas

, , , , , , , ,

Volcán Grimsvötn

Acabo de mantener una reunión con el sector turístico de las Islas para evaluar la repercusión de la nube de cenizas originada por el volcón islandés Grímsvötn en nuestro mercado y ha habido amplia coincidencia de que la situación es de completa normalidad, por lo que el mensaje ha de ser también de máxima tranquilidad.

No estamos ante un efecto como el del volcán Eyjafjallajökull, que hace un año provocó el caos en el tráfico aéreo mundial, especialmente en toda Europa. Tanto el grosor de la ceniza desprendida, como la densidad de la nube y las condiciones meteorológicas son completamente distintas y todo indica que los efectos serán mucho menores, sobre todo después de anunciarse esta mañana el fin de las emisiones.

De todos modos, el Gobierno de Canarias, junto a los cabildos, Aena y los empresarios del sector tenemos en marcha un plan de seguimiento que, en cualquier momento, puede activar los dos comités de crisis establecidos en los aeropuertos de Tenerife y Gran Canaria para hacer frente a cualquier contigencia, que repito, es muy remota por no decir prácticamente imposible.

Nuestra experiencia acumulada con la nube de cenizas del año pasado, en la que toda Europa coincide que fuimos modelo de gestión de la crisis y atención a los turistas y viajeros que se vieron afectados, nos da la garantía de que, si ocurre alguna incidencia, podremos solventarla con eficacia y celeridad.

Por lo tanto puedo decir que este nuevo fenómeno natural no afectará a la excelente evolución de nuestro sector turístico que sigue ofreciendo muy buenos datos, tal y como han confirmado los representantes del sector en la misma reunión que hemos mantenido.

Imagen: Nasa