Etiquetas

, , , , , , , ,

 

Los maximos responsables del Granca y del Canarias ayudan a la buena sintonía de las aficiones

Los máximos responsables del Granca y del Canarias ayudan a la buena sintonía de las aficiones

Más allá del terremoto político que nos sacude, de desavenencias, deslealtades y traiciones que nos devuelven a escenarios y hábitos que creíamos ya superados en la escena política, hay comportamientos, gestos y acciones que, en este caso sí, nos llenan de motivos para sentirnos orgullosos de ser y sentirnos canarios. Hay razones para la decepción -que analizaré en otro momento- pero también hay argumentos para la alegría y la satisfacción.

Canarias necesita seguir creciendo como pueblo, como país. Tenemos en la unidad una de nuestras principales bazas. La cohesión nos fortalece para seguir mejorando nuestra posición ante España y la Unión Europea. En esa dirección, durante los últimos años se ha afianzado entre los canarios la idea, tan cierta como necesaria, de que formamos parte de una misma realidad, de un solo pueblo con sus debilidades y fortalezas, sus demandas y sus metas. Las comunicaciones aéreas y marítimas, la visión archipielágica de los medios de comunicación para el conjunto del Archipiélago, las nuevas tecnologías o las apuestas empresariales extendiendo sus actividades más allá de su isla de origen están ayudando a fortalecer nuestro proyecto común.

A veces, detalles aparentemente menores refuerzan el sentimiento de canariedad y nos hacen ver más allá de la isla que nos vio nacer. Por ejemplo, con el deporte, especialmente el de alta competición y disciplinas más populares. Fútbol o baloncesto despiertan pasiones que, en algunas ocasiones, van más allá que lo que debe ser la rivalidad deportiva; en otras, la actitud y el comportamiento de directivos, técnicos, jugadores y muy especialmente de los aficionados nos demuestran que es posible competir y defender los colores que se representan respetando al contrario, demostrando tolerancia y altura.

El baloncesto en Canarias es un ejemplo de como con pequeños gestos se contribuye a hacer más país, más Canarias. Gestos que nos enorgullecen como canarios. El deporte de la canasta vive en Canarias los momentos más brillantes de su historia. De los deciseis equipos que forman parte de la liga de las estrellas -Liga ACB- dos son canarios, Herbalife Gran Canaria e Iberostar Tenerife. Emociona y alimenta esos sentimientos de canariedad el comportamiento ejemplar que vienen manteniendo las aficiones de ambos equipos.

Así fue en el primer gran `duelo´ que jugaron en la máxima categoría, en noviembre del 2012, en el Pabellón de los Majuelos, con 71-76 para los grancanarios -cuando, una vez finalizado, la aficiones se fundieron en un abrazo de respeto y comprensión-. En el partido de vuelta de esa campaña, jugado en el Centro Insular, se consolidaron las relaciones entre ambas entidades y sus respectivos seguidores al dar asistencia, alojamiento y ayuda a los desplazados aurinegros que en plena alerta amarilla, por culpa de una tormenta, no pudieron regresar a casa. Hermanamiento que tuvo otro episodio memorable cuando ambos equipos coincidieron en la fase final de la Copa del Rey, en Málaga, donde las aficiones se fundieron en una sola voz en sus respectivos partidos contra el Real Madrid y el Barcelona. Dos aficiones y una sola voz canaria.

Desde ayer, sábado, el balón está en el aire abriendo la competición -Liga Endesa- 2016/17. El alto nivel alcanzado por este deporte en España y los éxitos de la selección en los últimos años hacen que este deporte despierte la atención de mucha gente. Hoy, domingo, en el Gran Canaria Arena, el Herbalife-Gran Canaria juega contra el Iberostar-Tenerife. Los aficionados de ambos clubes no dejarán de apoyar a los suyos. Y al final, como siempre y para siempre, al margen del resultado, el espectáculo se cerrará con un fuerte abrazo que pareciendo un pequeño detalle nos recordará que Canarias sí es posible.

Las magníficas relaciones de las aficiones de los aurinegros de La Laguna y la de los amarillos de Gran Canaria se ven reforzadas y acompañadas por un ejemplar comportamiento de los dirigentes. Tanto el expresidente del Granca, Joaquín Costa y su sucesor en el cargo Miguelo Betancor, como el presidente canarista, Félix Hernández, han dado muestras claras de que es posible defender a su equipo, a su isla y a Canarias.