Etiquetas

, , , , , , , , ,

Reunión sobre las tasas aéreas

Hoy hemos tenido una reunión de una importancia vital para Canarias. Todas las instituciones del Archipiélago (Gobierno, los siete cabildos y los ayuntamientos a través de la Fecam), el representante de todas las aerolíneas que operan en las Islas y el sector empresarial (las dos grandes confederaciones, CEOE y CCE, las cuatro cámaras de comercio y las cuatro patronales turísticas) hemos alcanzado un acuerdo unánime para exigirle al Gobierno central el mantenimiento de las bonificaciones aéreas en vigor desde 2011, el instrumento que ha permitido al Archipiélago batir récords de llegada de turistas e iniciar el camino de nuestra recuperación económica.

No ha habido fisuras. Todos entendemos que las bonificaciones suponen hoy un elemento fundamental para el crecimiento económico, la actividad económica y el empleo en Canarias. Una fórmula que, además, funciona en las mismas condiciones para todas las compañías y no le cuesta ni un euro al Estado ni a Canarias.

No son subvenciones ni ayudas selectivas, tal y como se puede comprobar perfectamente en el Boletín Oficial del Estado. Son un estímulo que ha beneficiado ya a las 28 compañías aéreas que operan en el Archipiélago en una proporción aproximada de un 33% para las compañías de ‘low cost’ y un 66% para las tradicionales. Una fórmula muy trabajada, muy meditada y muy creativa con un objetivo: lograr el máximo compromiso de las compañías aéreas para traer más pasajeros a Canarias.

Y se hace con las siguientes condiciones:

  • 100% de bonificación a las compañías incrementen su tráfico de pasakeros.
  • 50% a las que incrementen el número de frecuencia de vuelos.
  • 50% a las que operen en los ‘días valle’ (días de escaso tráfico en los aeropuertos).
  • 30% a las que utilicen Canarias como HUB (vuelos con otros destino que hagan escala en Canarias).

Una herramienta muy importante que ha logrado situar nuestros aeropuertos a la altura de otros destinos más competitivos y, como digo, batir récords de pasajeros.

¿Por qué digo que esta medida no cuesta ni un euro? Porque los gastos que de ella se pudieran derivar quedan plenamente amortizados por el incremento de tráfico y de pasajeros, un crecimiento que demanda más servicios, más combustible…

Hablamos de una inversión muy rentable para Canarias. Y de unos aeropuertos muy rentables. Mientras que algunos, como los de Madrid y Barcelona, son deficitarios, el conjunto de los aeródromos del Archipiélago presenta un saldo positivo y ayudan a Aena a soportar el coste del sistema aeroportuario de toda España.

No estamos pidiendo nada, ni ayudas ni limosna. Exigimos lo que nos pertenece: la garantía de que nuestros aeropuertos sigan siendo competitivos.

Por tanto, esta voz unánime que se levanta desde Canarias exige al Estado que aclare este asunto de inmediato y mantenga las bonificaciones tal y como han venido funcionando hasta ahora. Está en juego nuestra actividad económica, nuestro bienestar y nuestro empleo.

Que las mantenga ya y, si en el futuro se idea una fórmula mejor que garantice la competitividad, pues ya veremos.

Hace unos días remití una carta al presidente Mariano Rajoy y he tenido la ocasión de hablar directamente con el ministro de Fomento. Hoy nuestro consejero de Transportes se entrevista en Madrid.

Se ha hablado mucho desde el desconocimiento, pero la realidad y los datos están ahí. Madrid debe escuchar la voz unánime de Canarias. Es mucho lo que está en juego.