Premios César Manrique de Medio Ambiente 2010

Emprendedor. Comprometido.

Con un enorme talento.

Valiente. Carismático.

Líder, visionario y certero.

Luis Felipe López, Premio César Manrique de Medio Ambiente 2010

Hablo, claro, de César.

De César. Así, a secas.

Porque, tan cercano y familiar lo sentimos, que los canarios cuando nos referimos a César Manrique decimos “César”.

Es más, cuando nos referimos a César lo pensamos en presente. Y es que su forma de trabajar y pensar sigue aquí, entre nosotros.

César, más que una obra, nos dejó una cultura, una filosofía.

Una forma de mirar, de hacer.

Nos reunimos hoy aquí, en este singular recinto majorero, para honrar y distinguir la figura de una persona entregada al estudio, la observación, el análisis y la defensa del medio ambiente.

Con éste son ya quince los premios que hemos otorgado desde el Gobierno de Canarias como homenaje permanente a la figura de César Manrique, de César.

Quince años honrando sin interrupción a este canario de todas las islas, cuya dimensión artística y sensibilidad únicamente es equiparable a su compromiso.

Un compromiso con nuestra tierra, con la naturaleza, con el medio ambiente.

Con Canarias en su máxima expresión.

Este recordatorio que no cesa, este volver a César una y otra vez, no se conjuga en pasado.

Muy al contrario, la defensa y preservación de nuestros valores naturales –que César simboliza- es una mirada al presente y al futuro.

Objetivos y compromiso -a los que aludo, y a los que invito- que deben liderarse desde el ámbito científico, institucional, profesional -sea individual o colectivamente-.

Porque es una tarea de todos, todos debemos poner lo mejor de nosotros mismos para avanzar hacia un desarrollo verdaderamente sostenible: hacia la convivencia del progreso con el respeto a nuestra riqueza medioambiental.

Quien hoy recibe este Premio César Manrique de Medio Ambiente 2010 -que otorga la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno canario- encarna precisamente todos esos valores a los que he hecho referencia.

Biólogo, profesor, investigador, activista en diversas ONG de carácter ecologista y de cooperación internacional…

Un científico con mayúsculas.

Entregado a su trabajo. Prolífico.

Que ha hecho de la investigación de varios aspectos relevantes de la fauna, flora y ecosistemas de nuestro Archipiélago una parte fundamental de su dilatado currículo profesional.

Y de la participación activa en movimientos de protección y defensa de todos esos valores naturales, la piedra angular de su compromiso.

No puede haber nadie más sensibilizado con cualquier área de conocimiento humano como quien la estudia en profundidad.

Y de ahí a la implicación personal, un paso.

Felicitamos a Luis Felipe López Jurado por su trayectoria, compromiso y dedicación.

Por todo lo que ha aportado desde su faceta científica, y por todo lo que ha batallado en su lado humano.

Y le pedimos cordialmente a seguir en esa línea, extendiendo aún más el conocimiento y la sensibilidad sobre nuestro entorno.

Un premio que es todo un reconocimiento. Y una responsabilidad.

Una responsabilidad que habla de hacer las cosas bien.

De “hacer lo que debemos hacer” para que nuestra convivencia con el mar, la tierra o el cielo sea tan responsable, inteligente y respetuosa como la mirada de César.

Una responsabilidad que, afortunadamente, se reparte -debe repartirse- entre todos los que vivimos y queremos esta tierra.

La Oliva, Fuerteventura – 24 de junio de 2010

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s