IV Salón Atlántico de Logística y Transportes (SALT) 2013

Ni el pasado ni el presente de este Archipiélago puede entenderse sin conocer el papel que han desempeñado los sistemas de transporte en su desarrollo socioeconómico.

131009_gc_salt_017 En apenas unas décadas –en estas últimas décadas- Canarias ha avanzado como jamás lo habíamos hecho en nuestra historia.

Un desarrollo que ha tenido en las comunicaciones interiores y con el exterior un pilar fundamental.

Tal es así, que podemos afirmar que si nuestra conectividad crece, Canarias crece. Igualmente, si perdemos en conectividad, Canarias pierde.

Hablo, claro está, de la enorme preocupación que nos generan algunos acontecimientos de los últimos meses. Me refiero, lógicamente, a determinadas decisiones que están provocando que las frecuencias y rutas aéreas vayan a menos, y los precios a más.

Canarias ha perdido tres millones de plazas aéreas con la Península desde 2008.

Una disminución del 33 por ciento. Un tercio de nuestra conectividad con el territorio continental.

A nadie se le escapa que el transporte desempeña un papel básico para cualquier economía.

En una realidad insular como es Canarias, el transporte se convierte en una pieza estratégica, vital.

No solo constituye un potente elemento económico.

En un territorio fragmentado, los sistemas de transporte constituyen un mecanismo de cohesión social y territorial.

La eliminación de las bonificaciones a las tasas aéreas, o el desinterés en la activación de la declaración de obligaciones de servicio público (dos medidas que contribuirían a incrementar rutas y frecuencias, y a abaratar precios), son ejemplos de esa penalización a Canarias que está imponiendo el Gobierno del Estado en sus políticas.

Difícilmente puede sostenerse la defensa del principio de igualdad que ampara el ordenamiento jurídico del Estado español, y al mismo tiempo castigar a territorios tan sensibles al transporte como es el caso de Canarias.

Así las cosas, les anuncio que el Gobierno que presido va a tomar cuántas decisiones sean necesarias (y a dar tantos pasos como se requieran) para garantizar que nuestra conectividad vaya a más y no a menos

Sea como fuere -y dejando constancia de nuestra voluntad de reconducir algunas situaciones- lo cierto es que Canarias, hoy por hoy, es una economía con mucho que ofrecer en el espacio geopolítico que nos acoge. Espacio al que las comunicaciones nos han acercado

Comunicaciones que hemos multiplicado por siete –por ocho, si incluimos a La Graciosa-.

Esfuerzos que hemos redoblado para garantizar la cohesión de un territorio discontinuo, alejado.

No entenderíamos, como digo, nuestro pasado o presente sin el papel que han jugado y juegan las comunicaciones marítimas y aéreas.

Como tampoco podemos comprender y diseñar nuestro futuro sin antes definir con claridad, ambición e inteligencia nuestros objetivos en conectividad.

El transporte está llamado a ser –como ya lo fue en su momento, para la eclosión del turismo y el consiguiente desarrollo de las islas- un sector básico –estratégico- para dar el nuevo salto que precisa la economía canaria: la internacionalización.

Un salto que, sin dejar de mirar a Europa o América, apunta al continente africano del que geográficamente formamos parte.

El África occidental es un mundo lleno de oportunidades a escasos ochenta kilómetros de Canarias.

Estamos trabajando para fortalecer nuestra competitividad económica, dando pasos para abrirnos a nuevos mercados que generen nuevas oportunidades.

Y sabemos que para alcanzar esas metas necesitamos un sistema de transporte eficaz.

Una conectividad a la altura que demandan las empresas y profesionales que aspiran a proyectarse internacionalmente.

Son cada vez más las empresas de capital canario que desarrollan su actividad en distintos países del África Occidental.

Esa presencia, importante en sí misma por su carácter emprendedor y por el coraje de quienes la han alentado, debe generalizarse. Debe ir a más.

Es nuestra responsabilidad eliminar las trabas que puedan encontrar los empresarios de Canarias y África.

Debemos generar entre todos un espacio de comercio que incremente el tamaño de nuestros respectivos mercados.

Un espacio que se apoye en un marco de seguridad jurídica y conexiones estables y regulares.

Un área que crezca como foco de atracción también para el resto del comercio internacional.

Sirva como ejemplo, de cómo trabajamos en esa dirección, el reciente encuentro celebrado en Fuerteventura.

Para avanzar en la armonización de los trámites aduaneros entre Canarias y Marruecos (que permitirá un rápido intercambio de mercancías entre ambos territorios).

O la inversión que se está realizando en el Puerto de Tarfaya, con apoyo europeo y participación de la iniciativa privada canaria.

Con una concepción, no de competencia entre vecinos, sino de puesta en común de experiencia, esfuerzo y trabajo.

Para dar apoyo logístico conjunto a los operadores de terceros países.

Los que acabo de mencionar, además del incremento de las conexiones aéreas logrado entre los destinos africanos y Canarias, son sólo algunos de los avances conseguidos desde la primera edición del SALT, en el año 2010.

Proyecto a proyecto, empresa a empresa, se ha ido consolidando una cultura de la colaboración basada en las sinergias que ofrecen los cluster del transporte y la logística.

Apoyada en la cooperación público-privada y en el fomento de los encuentros bilaterales entre posibles socios, en el marco de salones como éste.

A la vista está, hemos avanzado.

Ahora bien, debemos seguir dando pasos en el diseño de una red de transporte y logística que facilite, mejore y agilice los intercambios comerciales.

En ese sentido, el Fondo de Desarrollo de Vuelos (cuyo establecimiento estamos negociando con la Comisión Europea) constituye una herramienta importantísima.

No sólo para el turismo de las Islas, sino para incrementar nuestra conectividad con los países de nuestro entorno de Gran Vecindad.
El Fondo de Desarrollo de Vuelos no sólo va a permitir generar oportunidades comerciales en estos países.
131009_gc_salt_017

Además, contribuirá decisivamente a consolidar el papel de Canarias como centro de redistribución de pasajeros y mercancías entre Europa y África, y viceversa.

Trabajamos, pues, para que la presencia canaria en el África Occidental no sea la excepción sino la norma.

Si lo conseguimos, todos saldremos ganando.

Encuentros como este Salón son imprescindibles para avanzar en esos objetivos, tanto en el ámbito de la iniciativa privada como en el de lo público.

En las tres ediciones pasadas han participado en esta Feria más de 7.000 profesionales procedentes de más de 16 países (en su mayoría de África).

Una muestra de la consolidación y la importancia que ha alcanzado esta cita anual.

Con esta experiencia acumulada, lo que fue años atrás una meta es ya una realidad, una referencia mundial para el desarrollo comercial del oeste de África (que es en lo que se ha convertido este Salón Atlántico, como cita anual ineludible para la presentación y estudio de los proyectos de conectividad en esta zona del Planeta).

Prueba de ello es el denso programa de actividades diseñado para la presente edición, con la presencia entre otros de representantes de Cabo Verde, Mauritania y Senegal.

Uno de los objetivos de este encuentro será el estudio de las posibles ayudas al lanzamiento de nuevas líneas entre Canarias y África, así como el intercambio y la formación entre puertos canarios y africanos.

Igualmente, esta cita constituye una inmejorable ocasión para avanzar en la definición de la estrategia a llevar a cabo en el próximo programa de cooperación territorial de la Unión Europea.

Que en el marco financiero para 2014-2020 incrementa en un 150 por ciento las cantidades destinadas a tal fin con respecto al periodo 2007-2014.

Una estrategia que Canarias aspira a ampliar a Guinea Ecuatorial, la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CDEAO) y a nuestro vecino más próximo, el Reino de Marruecos.

Quiero agradecer la participación –una edición más- del Reino de Marruecos en esta Feria.

Así como su buena disposición a seguir fortaleciendo los lazos que nos unen, avanzando en una relación de la que puedan beneficiarse ambos pueblos.

También agradecer la presencia de los representantes del resto de países que participan en esta cuarta edición del Salt 2014.

Entre otras destacadas autoridades, cabe reseñar que contamos con la ministra de Transportes de Cabo Verde.

Y, sin duda, agradecer igualmente al Cluster Canario del Transporte y la Logística su implicación y excelente trabajo.

Confío en que esta cuarta edición del Salón Atlántico de Logística y Transporte sea, como lo fueron las precedentes, un punto de encuentro.

Una magnífica oportunidad para seguir afianzando el papel estratégico de Canarias en su entorno.

Declaro inaugurado el Salón Atlántico de la Logística y el Transporte en su edición de 2013.

Muchas gracias

Las Palmas de Gran Canaria, 9 de Octubre de 2013

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s