Fórum de Mujeres Empresarias, Directivas y Cargos de Responsabilidad

Son muchos los análisis que, de años a esta parte, intentan descifrar los factores que han arrastrado a las economías más desarrolladas del planeta hasta las arenas movedizas de la crisis.

Paulino Rivero inaugura el Fórum de Mujeres

Crisis económica que tiene en España muchas similitudes con el resto de Europa, pero también un perfil propio.

Otros han sido los pecados, otra será la penitencia.

Crisis española –pues así cabe denominarla- a la que los canarios estamos unidos por la teoría de los vasos comunicantes.

Pues bien. Esas reflexiones a las que aludo sitúan como una potente receta frente a la crisis, como baza para plantar cara a las dificultades, recuperar la cultura del esfuerzo.

Una filosofía de vida y de trabajo –la cultura del esfuerzo- que ha caracterizado a los canarios y canarias durante toda nuestra historia.

Una cultura, una actitud, una forma de ser que cayó “en un cierto olvido” coincidiendo con el boom turístico y con el espectacular impulso económico y social que vivió Canarias en la década de los noventa.

Han sido más los aciertos que los errores. Pero en esos años algunas cosas se hicieron mal.

Por ejemplo, caer en la trampa del conformismo y la poca autoexigencia en detrimento de la constancia, la formación y el empeño.

Vengo repitiendo desde hace meses que es precisamente ese valor, el de la cultura del esfuerzo, el que hará posible no sólo superar esta crisis, sino avanzar y consolidar un modelo sólido, capaz, equilibrado y válido para los muchos cambios y retos que nos depara el futuro.

Y es que, si bien hay que volcarse en dar respuesta a las necesidades inmediatas que tiene planteadas nuestro pueblo, es igualmente importante ser conscientes de que la Canarias del 2020 se está decidiendo hoy, aquí, ahora.

Cultura del esfuerzo que, volviendo la vista a las últimas décadas y años, impone detenernos en el coraje y empuje demostrado por las mujeres de nuestras Islas.

Donde se hable de esfuerzo hay que hacerlo sobre cómo las mujeres lo han multiplicado en su batalla diaria por la mejora de sus derechos, su reconocimiento y su pleno desarrollo.

Por la igualdad. Por la justicia. Por la razón, en definitiva.

Los canarios debemos reconocer –y reconocemos- el gran esfuerzo que las mujeres están realizando.

Y convencernos –si es que alguien no lo está ya- de que las puertas del siglo XXI están cerradas a los pueblos que no sean capaces de sentar las bases de una sociedad de personas, de mujeres y hombres que crezcan en igualdad, desde el respeto a los derechos de todas y todos.

En el Gobierno de Canarias lo tenemos claro.

No es casualidad que dediquemos más del 50% de las políticas de formación y empleo a las mujeres, una decisión que ha mejorado notablemente los datos de actividad femenina en las islas (en la actualidad ocupamos el tercer puesto) y que ha motivado que Canarias sea la comunidad autónoma con menor diferencia salarial entre mujeres y hombres.

La igualdad de derechos entre mujeres y hombres es ya una realidad desde hace muchos años en Canarias.

Queda camino por andar, pero es mucho el recorrido.

Participamos en Canarias del primer gobierno paritario de la historia, y las mujeres tienen representación en muchos ámbitos que hasta el momento estaban vetados y reservados casi en exclusividad a los hombres.

Pero hay que seguir trabajando para que la igualdad normativa, esa igualdad de derechos formal, se transforme en una igualdad de oportunidades real y efectiva que redunde en el beneficio de toda la sociedad.

No es cuestión de aumentar sin más el número de mujeres en puestos de decisión.

Esta sociedad debe hacer un esfuerzo por recuperar el talento, la forma de pensar, de entender y de dirigir de muchas mujeres que se quedan al margen de puestos tradicionalmente ocupados por hombres.

Debemos reconocer los grandes avances conseguidos por las mujeres en apenas 30 años:

Son mayoría en las universidades. La formación les permite estar preparadas para liderar, para ser influyentes, para marcar innovadoras líneas de crecimiento. Han entrado en el mercado laboral con decisión. Se les empieza a conocer y reconocer, con nombres y apellidos, en los diferentes ámbitos de la investigación, la ciencia, la política y la cultura en general. Pero, aún siendo optimistas, todavía queda un largo trecho para alcanzar la plena igualdad.

En este foro quiero transmitir a todas las mujeres mi felicitación por el trabajo que están realizando, por su esfuerzo, por su voluntad, por asumir el liderazgo que les corresponde.

Enhorabuena.

Espero que este FORUM sea fructífero y antesala de muchos más.

Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria – 10 de abril de 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s