Día Mundial del Turismo 2013

Los canarios tenemos motivos más que sobrados para celebrar el Día Mundial de Turismo.
palmeras
Los últimos datos estadísticos –que se hicieron públicos este pasado lunes- confirman el buen momento que atraviesa el sector en Canarias. Una coyuntura –la turística- que repercute en otros sectores productivos de las Islas, y que contribuye decisivamente a que la economía canaria vaya mejor que la del resto del Estado.

Desde el segundo semestre de 2010 hemos visto cómo la cifra de turistas extranjeros no deja de crecer. Curva ascendente que nos permitirá cerrar este año con registros históricos.

No ocurre lo mismo con el turismo español, que ha caído por distintas razones: por el efecto de la crisis económica, por el lamentable encarecimiento del transporte. Y, sin duda, por la creciente pérdida de conectividad: Hasta un 33 por ciento menos de plazas aéreas que hace cinco años. Un porcentaje que se traduce en la escalofriante cifra de tres millones de plazas.

Luces y sombras que obligan a un doble esfuerzo. En Canarias estamos haciendo nuestra parte del trabajo. Y esperamos (seguimos esperando) que el Gobierno del Estado haga su trabajo.

En lo que al sector turístico se refiere, si España va bien, Canarias va mejor. Eso sí, es mucha la tarea que tenemos sobre la mesa. Por un lado, en la consolidación de las líneas de trabajo que se han revelado como eficaces. Por otro, en la promoción de nuevas acciones que nos permitan encarar los próximos años con garantías.

En esa dirección, los planes de modernización turística que estamos impulsando son y serán una pieza fundamental a corto y medio plazo. Canarias no se puede permitir perder el carro de la competitividad.En ningún sector, y aún menos en el que más puestos de trabajo genera.

Es imprescindible mejorar la calidad de nuestros establecimientos. Es inaplazable modernizar la imagen de nuestros espacios turísticos. Fruto de esa inquietud, el Parlamento de Canarias aprobó en mayo de este año la Ley de Renovación y Modernización Turística, el marco normativo en el que hemos de desarrollar ese trabajo de puesta al día. Un trabajo que no solo debe implicar a la administración pública y la iniciativa privada, sino que debe sustanciarse (como así está ocurriendo) en una colaboración plena y leal para alcanzar los fines previstos.

En este terreno también hemos pasado de las palabras a los hechos.
El Gobierno de Canarias ha dado pasos importantes desde el año 2009 con la elaboración de diferentes planes de modernización, cuyos resultados comenzamos a ver ahora. Tenemos cuatro de ellos aprobados definitivamente: Puerto del Carmen y Costa Teguise, en Lanzarote; Corralejo, en Fuerteventura; y Maspalomas, en Gran Canaria. Y en fase de tramitación se encuentran los de Morro Jable, Costa Calma y El Castillo, en Fuerteventura; Mogán, en Gran Canaria; Puerto Naos, en La Palma; y Guía de Isora, Santiago del Teide, Arona-Adeje, Costa del Silencio y Puerto de la Cruz, en Tenerife.

El objetivo perseguido es tan sencillo de enunciar como ambicioso en su ejecución: modernizar las principales zonas turísticas de Canarias, pero sin consumir más suelo. Promover la reactivación del sector de la construcción, para multiplicar la generación de puestos de trabajo.

En esta dirección, baste recordar que fruto de distintas gestiones y de la acción política del Gobierno que presido, esperamos movilizar en este programa de modernización 3.000 millones de euros hasta el año 2020. Entre fondos privados y recursos públicos.

Ahora que los empresarios turísticos han acogido con entusiasmo el espíritu y la letra de la Ley de Renovación, resulta fundamental la participación de las entidades financieras. Con ese objetivo, hace una semana tuve la oportunidad de reunir en Madrid a las principales entidades financieras de España, junto a los representantes más significados del sector turístico y las patronales canarias.

Un encuentro (al más alto nivel) en el quedó muy claro que unos y otros compartimos la necesidad de la modernización turística. Coincidiendo, sin fisuras, en que es el mejor camino para dinamizar la economía del Archipiélago y para generar empleo.

Las entidades financieras se han comprometido a trabajar en el establecimiento de líneas de crédito específicas para la modernización turística de Canarias.

Un paso más, pero ciertamente decisivo.

Otra línea de trabajo fundamental es la diversificación de los mercados. Una política que iniciamos tras constatarse el bajón del turismo británico el año 2009. Desde entonces, hemos logrado incrementos importantes en la llegada de turistas nórdicos y de turistas franceses. Y estamos creciendo con fuerza en los mercados ruso o polaco.

Nuestra intención es seguir reforzando la promoción en esos mercados emergentes. Abrirnos a otros nuevos, como los de los países centroeuropeos. En este sentido, les adelanto que en diez días celebraré una jornada de trabajo en Praga con representantes de operadores turísticos checos, polacos, rusos, húngaros, eslovacos y suizos.

Los últimos datos certifican el acierto de esa apuesta. Canarias recibió durante el pasado mes de agosto 1.071.241 turistas, lo que supone un crecimiento del 5,44%. Es decir, 55.224 turistas más que el agosto del pasado año.

De estos turistas, 871.024 eran residentes en el extranjero, con un crecimiento del 6,05%. Lo que supone, en términos absolutos, 49.728 turistas extranjeros más. En cuanto al turismo peninsular, durante el mes de agosto recibimos 200.217 turistas, un 2,83% más que el pasado año.

En lo que va de año, Canarias ha recibido 7.699.348 turistas. 29.590 turistas más que igual periodo del pasado año. El buen comportamiento del turismo extranjero (con 6.717.830 turistas, y un crecimiento del 1,55%) ha compensado la disminución del turismo peninsular, mercado éste en el que se han perdido 72.903 turistas en el periodo que va de enero a agosto de 2013.

En todo caso, sobre este último aspecto hay que destacar el cambio de tendencia registrado en el mercado peninsular desde el mes de junio de 2013. Ha sido a partir de ese momento cuando ha comenzado a tener tasas de variación positiva, frente a la fuerte disminución registrada durante los cinco primeros meses del año.

Del análisis de estos y otros datos también debemos destacar el buen comportamiento registrado en el mercado nórdico (Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia) con 970.052 turistas en el acumulado hasta agosto de este año. Con 90.704 turistas más, y un crecimiento en términos relativos del 10,31%.

El grupo de “Otros Países” también registra un crecimiento del 11,72% (sobre todo por el crecimiento de los países de Europa del Este).

En esta línea ascendente, mención aparte merece el espectacular crecimiento registrado en el mercado francés, con un crecimiento del 20,52 %, porcentaje que se traduce en 42.215 turistas más, para situarse en lo que va de año en 247.897 turistas. Otro mercado en auge es el irlandés, con 282.366 turistas, lo que supone un crecimiento de 32.943. (13,21% de crecimiento).

A la vista está, Canarias va a más como destino turístico. Ahí están los datos, entre ellos algunos de los que he destacado, para demostrarlo.

Hay más. Por lo que respecta al gasto turístico, los últimos datos disponibles indican que creció un 8,9% en julio de 2013, con respecto al mismo mes del año anterior. Subiendo en los principales mercados, excepto el alemán. Los gastos medios también se han incrementado: un 6,0% por turista y un 7,1% el medio diario.

Estamos haciendo bien las cosas, y trabajamos para hacerlas mejor.

Seguiremos trabajando por ampliar la presencia turística de Canarias en esos mercados emergentes con nuevas medidas, como el Fondo de Desarrollo de Vuelos. Una iniciativa que anuncié durante mi intervención en el último Debate sobre el Estado de la Nacionalidad, y que ahora mismo negociamos con la Comisión Europea.

Queda claro que Canarias tiene futuro, porque el turismo en Canarias tiene futuro.

Hay talento, compromiso y profesionalidad.

Hay iniciativas y hay empresarios empeñados en que sea así. La prueba deportiva Ironman de Lanzarote, los empresarios Enrique y Katherina Moel y el complejo turístico Playitas Resorts, que hoy han recibido las Medallas de Excelencia Turística 2013, son baluartes de ese turismo renovado en ideas y estructuras que debe guiar el desarrollo del Archipiélago en las próximas décadas.

Porque, efectivamente, debemos aspirar a un turismo que sea tan respetuoso con el visitante como garante de nuestros propios atractivos naturales.

Debemos conservar un turismo fascinado por nuestras condiciones geográficas, climáticas o paisajísticas. Un turismo que pueda apreciar parajes singulares como éste en el que nos encontramos hoy. Un turismo que valore las apuestas por las energías renovables, como también ocurre aquí en El Hierro.

La senda de Canarias debe ser la senda que ya ha marcado esta Isla, con su ejemplo por la sostenibilidad y el cuidado exquisito del medio ambiente.

Cualquier otra cosa, cualquier otro experimento ajeno al modelo sostenible que perseguimos, pondrá en riesgo ese futuro esperanzador que los datos comienzan a apuntalar. Y lo hará en toda Canarias, no solo en Lanzarote y Fuerteventura.

Esa es la opinión mayoritaria de las instituciones canarias y de numerosos colectivos ecologistas y ciudadanos.

Pero también es la opinión de importantes organismos, como la Unesco, que en un reciente informe realizado ex profeso señala que las prospecciones “causarían un importante impacto medioambiental ya que podrían verse afectados ecosistemas con valores naturales de gran interés y la rica biodiversidad marina existente en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, pudiendo ser dañadas igualmente otras islas del archipiélago canario”.

La Unesco afirma igualmente que “los daños se extenderían al ámbito económico y todo ello repercutiría en el bienestar de la población”.

Petróleo y turismo son agua y aceite. No hay convivencia posible. No en Canarias. El petróleo es el negocio de otros. El turismo es el negocio de los canarios.

Nuestro modelo es otro. Es el modelo de Gorona del Viento. Es el modelo de la Reserva Marina de La Restinga. Es la agricultura y la ganadería ecológicas. Es la Reserva de la Biosfera. Es el respeto a las tradiciones.

Ese es el camino a seguir. El único posible.

Quizás difícil como la subida al risco de Jinama, que tan cerca tenemos. Pero, al final, tan gratificante como la vista que disfrutamos desde este mirador.

Mirador de La Peña, El Hierro; jueves, 26 de septiembre

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s