Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Plataforma petrolera

¿Defiende Rajoy que se extraiga petróleo junto a las costas de Fuerteventura y Lanzarote, con los riesgos que dicha actividad traería consigo?, ¿da la espalda el presidente del Gobierno de España al rechazo manifestado por las instituciones y los colectivos de ambas islas?

Insistiendo una vez mas en la voluntad de entendimiento con la que mi Gobierno quiere abordar las relaciones Canarias-Estado, espero que el presidente del Gobierno de España fije cuanto antes y públicamente su posición sobre este asunto; y, sobre todo, confío en que respete la posición contraria a las prospecciones que ha expresado, alto y claro, el Parlamento de Canarias.

A los canarios nos gustaría saber qué opina el presidente del Gobierno del Estado sobre la intención de autorizar prospecciones petrolíferas en un territorio especialmente sensible y tan dependiente del mar y del medio ambiente. ¿Apoya esta iniciativa aun a sabiendas de que, sin generar empleos para los canarios,  pondría en riesgo la biodiversidad de las Islas y a nuestro sector turístico, que es el 30% por ciento de nuestro PIB?

¿Es consciente de que los riesgos de dicha actividad hipotecaría el futuro de los canarios? No, no hay dinero que pague el posible daño que estas prospecciones puedan suponer para nuestra economía, nuestra biodiversidad y nuestra naturaleza

¿Sabe el señor Rajoy que Canarias apuesta por diversificar su economía dentro de un modelo de desarrollo sostenible, que más del 60% de los habitantes de Lanzarote y Fuerteventura se oponen al petróleo, que todos los grupos políticos del Parlamento de Canarias, a excepción del PP, han votado en contra de las prospecciones?

Porque, efectivamente, este debate ha puesto de relieve que el PP se ha quedado solo.

Mi Gobierno y los grupos parlamentarios de PSOE, CC, NC y PIL están con Lanzarote, con Fuerteventura, con Canarias. El PP está con Repsol.

Ésa es la realidad. De ahí que me pregunte si Rajoy será capaz de escuchar a Fuerteventura, a Lanzarote, a Canarias.

Me pregunto si está dispuesto a dar la espalda al Parlamento canario, a los cabildos. O si, por el contrario, está dispuesto a dar un paso al frente y atender a las instituciones de las Islas.

Este asunto no se dirime entre Canarias y el PP canario, no. Esto es una cuestión que se mueve en el ámbito de las relaciones Canarias-Estado.

Las instituciones y colectivos de las Islas, de todas sin excepción pero especialmente las de Fuerteventura y Lanzarote, merecen conocer si el presidente del Gobierno de España dice ‘sí’ al petróleo en nuestras aguas. El Gobierno canario dice, alto y claro, ‘no’ a la explotación. ¿Qué piensa Rajoy?

Estos días se escuchan muchas cosas. Se habla de la generación de puestos de trabajo, y no es verdad. Se habla de que ningún país del mundo renunciaría a esa fuente de riqueza, pero no se dice que el caso de Canarias es difícilmente comparable con ningún otro porque tiene en el turismo y su biodiversidad su presente y futuro. Se dice que “o nosotros o Marruecos”, cuando lo cierto es que no puede aludirse a una multinacional del petróleo -sea Repsol o cualquier otra- como “nosotros, los canarios”. Se dice que no hay riesgos, cuando experiencias recientes confirman que el ‘riesgo cero’ no existe. Se dice que no se comprende el rechazo de los canarios, pero lo que no se entiende es que esas mismas voces sí comprendan la posición contraria de Baleares o Valencia.

Canarias no confronta con el Estado. Sencillamente, no es verdad. Las puertas están abiertas al diálogo.

Confrontar es, como está ocurriendo, que el Gobierno del PP tome decisiones contrarias al interés de un territorio como el nuestro. Defender el interés general de Canarias no es confrontar, es cumplir con nuestra obligación de ser firmes.

En este asunto, como en todos los que marcan y marcarán la agenda de las relaciones Estado-Canarias, del Gobierno autonómico deben esperar colaboración, nunca sumisión.

Fotografía: ‘Stena Carron seen from Lund beach‘, por Mike Pennington